+34 91 671 06 08

INTELIGENCIA CULTURAL

En SIT tuvimos el placer de contar con la presencia de Ángeles González Vigil. Asistió a nuestras instalaciones para impartirnos un taller dedicado a la inteligencia cultural.

 

Es un tema que actualmente no está muy desarrollado pero, no por ello, es menos importante. El objetivo del taller fue el concienciarnos en que todo el mundo posee esta capacidad de inteligencia cultural y debemos desarrollarla para poder ser eficaces en nuestro entorno ya sea laboral o personal.

La inteligencia cultural es la capacidad de integrarnos en una cultura empresarial-social diferente. En la diversidad es donde encontramos la cultura y el desarrollar esta capacidad nos permitirá anteponernos a múltiples circunstancias.

Para poder explicar en detalle lo que implica la inteligencia cultural debemos hacer referencia a los factores que esta capacidad posee. La capacidad inteligencia cultural implica un conocimiento del contexto y, para conocerlo, debemos interesarnos por las distintas culturas y por supuesto suspender el juicio quitando los filtros de nuestra cultura y adaptándonos a ese nuevo entorno. Importante es la motivación que cada uno tiene para enfrentarse a ese nuevo contexto. Podríamos decir que la inteligencia cultural va ligada a las emociones que cada uno posee.

En el entorno laboral, en muchas ocasiones, nos encontramos con dificultades a la hora de comunicarnos con personas de otras culturas, esto se debe a que no ponemos en práctica la inteligencia cultural, por ello antes de enfrentarse a algo hay que tener esa inquietud y querer adquirir nuevos conocimiento de otras culturas.

Resulta que al trabajar en movilidad internacional diariamente nos encontramos con casos  en los que si hubiésemos desarrollado esa capacidad nos hubiéramos podido enfrentar. En una de las muchas convenciones a las que asistimos hubo una ocasión en la que teníamos una reunión con China, una cultura muy distinta a la nuestra. Es una cultura en la que no se dan dos besos al saludar, ni la mano, ellos siempre mantienen las distancias y nosotros por el contrario somos demasiado cercanos para ellos, por lo que invadimos su espacio por así decirlo provocando enfrentamientos.

Si en aquel momento va uno preparado conociendo sus costumbres, lenguaje corporal no hay enfrentamientos ni malas caras en nuestros actos. Por tanto hay que diferenciar a una persona que desarrolla la inteligencia cultural a una que no lo hace. La persona con esta capacidad desarrollada será una gran comunicadora, tendrá carisma, empatía, sentido del humor y sabrá adaptarse a nuevos contextos consiguiendo existo en sus relaciones personales. Por el contrario alguien que no desarrolla esta capacidad será una persona que no le importe su entorno, que no tenga ese interés por investigar, por conocer. Será una persona sin realizarse por completo.

La inteligencia cultural busca crear un vínculo y sensibilizar teniendo la consciencia de que cada persona es de una manera y que hay que hacer por tolerar lo diferente.

Entradas Relacionadas

Sorry, the comment form is closed at this time.