España sigue siendo uno de los países más atractivos para la inversión de vivienda entre los extranjeros. De hecho y en lo que va de año, la inversión en vivienda por turistas extranjeros se ha incrementado un 20% respecto al año anterior. A ello han contribuido la mejora sociosanitaria tras la pandemia y los precios competitivos.

Los inversores extranjeros compran para su uso y disfrute del inmueble o bien para alquilar y obtener una rentabilidad inmediata. Las zonas más demandadas son las ciudades de Madrid y Barcelona. Sin embargo, La nueva Ley de vivienda ya está suponiendo un problema en las grandes carteras de inversión y en particulares.

En el Departamento de Relocation e Inmigración de SIT Spain siempre hemos ayudado y ayudamos a todos los expatriados en la búsqueda de vivienda y orientación de zonas según las necesidades de cada cliente y atendiendo sus preferencias para encontrar la casa perfecta.

De ahora en adelante serán mucho los inversores que pondrán freno a sus inversiones de vivienda en España ante las leyes intervencionistas en el precio del alquiler.

La nueva Ley de vivienda permite limitar el precio de los alquileres en zonas tensionadas, en función de un índice oficial, a las personas jurídicas (empresas e instituciones) propietarias de más de diez viviendas.

Al resto de propietarios, se les limita el incremento de precios al 10% sobre la última renta del contrato anterior. La declaración de zonas tensionadas corresponderá a las comunidades autónomas, a petición de los municipios, que lo podrán solicitar si la renta de alquiler supera el 30 % de los ingresos medios por hogar y si en los últimos cinco años ha subido cinco puntos por encima del IPC.

Como mecanismo de contención de rentas, la Ley establece también una desgravación general del 50% del IRPF, modulable en función de diversos criterios hasta el 90% de bonificación máxima a los caseros que rebajen un 5% sus alquileres.

FILTRAR
REVISAR PRESUPUESTO