Sit Spain
Sit Spain

La pandemia mundial ha afectado a todas las esferas de nuestra vida, haciéndonos frenar y ajustar nuestra forma de vivir y trabajar. Aunque muchas cosas han cambiado, la gente ha tenido que seguir con su vida, con condiciones alteradas. La mudanza es una de las cosas que algunas personas no pudieron evitar, incluso durante la pandemia. Si te estás preparando para dar ese paso, esta es una guía para ti. Hablaremos de los retos más comunes de la inmigración durante la pandemia, para que puedas saber qué esperar y hacer que esta mudanza sea segura y fácil y reducir el estrés al mínimo.

Imprevisibilidad

Uno de los retos comunes a los que puede enfrentarse cuando se traslada durante una pandemia es la imprevisibilidad del proceso de mudanza. Debe tener en cuenta que cada país crea y cambia sus normas de viaje. Además, pueden cambiar muy rápidamente, ya que las restricciones se configuran en función de la situación actual de la pandemia. Por eso debe estar preparado para casi cualquier escenario.

De hecho, es esencial planificar tu viaje y ceñirte a él, pero no te estreses si algo no sale como habías planeado. Como no puedes cambiar nada de las normas y directrices sobre la pandemia, lo mejor que puedes hacer es mantenerte actualizado en todo momento. Vuelve a comprobar la información relacionada con el aislamiento, la vacuna, el uso de la mascarilla y otras informaciones similares en el país al que vas a viajar. Existen algunas normas universales, como el distanciamiento social, pero otras regulaciones pueden diferir.

Posponer el día de la mudanza

Otra vuelta de tuerca a la imprevisibilidad: el día de la mudanza puede retrasarse si usted o alguien implicado en el proceso se pone enfermo. No viaje si experimenta algún síntoma: aunque sienta que puede hacerlo, es mejor posponer el día de la mudanza por un tiempo. La fiebre alta o cualquier otro síntoma le causará problemas durante el viaje, en el aeropuerto, etc. Los traslados internacionales no son fáciles, y el estrés puede hacer que te sientas peor. Para evitarlo, asegúrese de posponer su viaje. Además, asegúrese de encontrar un equipo de mudanzas profesional que le ayude a trasladar sus pertenencias al extranjero. Es esencial que confíe sus objetos a alguien de confianza con mucha experiencia en mudanzas al extranjero. De este modo, no tendrá que preocuparse por sus pertenencias aunque no se sienta bien en el momento de la mudanza.

Conocer gente nueva es más difícil

Una de las cosas que a algunas personas les resulta difícil después de mudarse al extranjero es hacer nuevos amigos y contactos. Por desgracia, la inmigración durante la pandemia hace que esto sea aún más difícil. Como la gente no sale y se reúne tanto como antes, conocer a alguien nuevo se ha vuelto más complicado. Sin embargo, lo que ayuda es, sin duda, Internet y las redes sociales.

El mundo online se ha utilizado más que nunca, haciendo que la comunicación sea más fácil y común. Por tanto, asegúrate de utilizar las redes sociales, de contactar con tus nuevos colegas en línea, de unirte a un grupo de Facebook popular entre los lugareños o a personas que compartan tus intereses. De todos modos, para algunos, conocer a gente nueva en línea es una opción mucho mejor. Puedes comunicarte en línea durante un tiempo antes de sentirte relajado para quedar en persona.

La nostalgia puede ser intensiva

Uno de los retos más comunes para los expatriados es sentir a veces nostalgia y soledad. La pandemia mundial y el hecho de que sea más difícil reunirse con nuevos colegas y conocidos pueden intensificar esos sentimientos. Además, los nuevos residentes suelen tener que pasar por el periodo de aislamiento tras mudarse al extranjero. Esto puede hacer que te sientas solo: estás solo en un lugar nuevo, sin poder salir a explorar. 

Sin embargo, debes tratar de ser positivo al respecto. Haz lo posible por mantener el contacto con tus antiguos amigos y familiares durante y después de este periodo. Las videoconferencias y las redes sociales pueden ser el principal canal de comunicación para estar en contacto con las personas que quieres. Además, intenta que este tiempo sea divertido y productivo. Aprovecha estos días para deshacer completamente las maletas, limpiar tu nueva casa, hacer ejercicio siguiendo algunos de los programas de entrenamiento online, cocinar, etc. ¡Verás que en poco tiempo estarás fuera de casa!

 La adaptación al nuevo entorno se hace más difícil

Adaptarse a un nuevo hogar lleva tiempo. Mudarse al extranjero significa que necesitas semanas e incluso meses para adaptarte al nuevo entorno, conocer mejor tu nueva ciudad, etc. La pandemia mundial hace este proceso un poco más difícil. Dependiendo de la situación actual de la pandemia en el país, algunas zonas pueden estar cerradas o restringidas para los visitantes. Esto puede impedirte explorar adecuadamente tu nuevo hogar y sentirte pronto como en casa. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para que esto sea más fácil. Algunos programas ayudan a los expatriados a adaptarse al nuevo entorno, como cursos de idiomas, visitas virtuales a lugares famosos, etc. Es esencial tener una mentalidad abierta al respecto y mantenerse optimista: esta pandemia va a desaparecer pronto.

Algunos consejos para una inmigración más segura durante la pandemia

Mantenerse seguro durante la mudanza es crucial, especialmente cuando se traslada al extranjero y viaja a larga distancia. Estas medidas le ayudarán a aumentar la seguridad de su viaje, minimizando los riesgos de contraer el virus:

  • Mantenga la distancia social siempre que sea posible
  • Evite las horas de mayor afluencia de viajeros
  • Limpie y desinfecte todas sus pertenencias, incluso las que haya metido en las cajas
  • Utiliza los servicios online para comprar, organizar tu viaje, facturar en el aeropuerto, etc.
  • Protéjase durante el viaje más de lo habitual: lleve mascarilla, lávese las manos y utilice gel desinfectante con frecuencia.

Y lo que es más importante, prepárese para este traslado: mental y físicamente. La inmigración durante la pandemia puede ser todo un reto, así que debe estar preparado para ello. Asegúrate de fortalecer tu cuerpo y tu sistema inmunitario en las semanas previas a este viaje. Además, organice los detalles de su traslado para evitar problemas y estrés: la preparación mental es uno de los pasos esenciales para un traslado seguro y sin problemas.