Sit Spain
Sit Spain

Al igual que cualquier otro objeto, una obra de arte puede sufrir deterioro con el paso del tiempo, principalmente por factores como la luz del sol, la humedad y la mala conservación con productos inadecuados. 

La restauración de obras de arte comprende el conjunto de acciones aplicadas sobre una obra para detener su deterioro o devolverlas a su estado original. 

Todas las acciones que se hacen en este sentido se parecen y relacionan directamente con el ámbito de la conservación de obras de arte, ya sea la conservación preventiva o curativa. Por su parte, la conservación preventiva tiene como objetivo prevenir una restauración y deterioro total. Se aplican diferentes técnicas de limpieza y mantenimiento para que la obra se mantenga intacta a pesar de sus años, soporte o ubicación. 

En cambio, la conservación curativa sería un tipo de restauración de obras de arte que consiste en detener cuanto antes uno o varios procesos que están deteriorando la obra, evitando que vaya a más o perjudique la obra de manera definitiva. 

Cada obra debe ser evaluada de manera individual para detectar todos los posibles puntos a tratar a través de un profesional de la restauración de obras de arte. Eso sí, hay que tener en cuenta que cada proceso variará dependiendo de cada obra y caso. 

Como parte integral de los servicios que ofrece SIT Spain a sus clientes contamos con una novedosa metodología para identificar, prevenir y en su caso corregir las condiciones de conservación más adecuadas para cada tipo de técnica y material utilizados en la creación de obras de arte. 

Para proteger sus inversiones en arte, en SIT Spain hemos desarrollado en colaboración con importantes Museos Europeos unos sistemas microclimáticos que permiten exhibir una obra de arte en prácticamente cualquier lugar que se desee protegida de cualquier factor externo que pueda deteriórala. No te pierdas el apartado de nuestra web sobre la Calidad del Aire para conservar las obras en perfecto estado en cualquier tipo de espacio.