Prevención, protección y aclimatación

Las plantas son parte del mobiliario de nuestro hogar, sufren y necesitan un cuidado especial en su traslado. Desde SIT Spain te queremos facilitar una serie de consejos para saber cómo transportar tus plantas de un destino a otro.

Desde SIT aconsejamos a nuestros clientes sobre el transporte de plantas. Si el traslado es muy largo o el clima del país destino es muy diferente incompatible con ellas, lo mejor es regalarlas a un amigo, familiar porque seguramente no resistirán al trayecto y morirán. Si por el contrario el trayecto es corto o crees que tu planta aguantará el traslado te aconsejamos lo siguiente.

Lo primero de todo es preparar las plantas con antelación. Unos días antes de tu mudanza quita las ramas y hojas muertas, tratando de que la planta esté lo más saludable posible a la hora del traslado. Respecto al riego, prepara tus plantas para la escasez de agua una semana antes de tu mudanza. Una reducción de agua sutil hará que tus plantas se acostumbren a recibir una dosis inferior los días de traslado y ubicación en el nuevo destino.  Al igual que protegemos los muebles, también lo haremos con las plantas. La mejor manera de protegerlas es rodeando la maceta con papel de burbuja de abajo a arriba, dejando la parte superior al descubierto permitiendo la entrada de oxígeno para que respiren.

Una vez lleguen a su nuevo destino, recomendamos buscar un rincón luminoso, agradable donde no reciban el sol directo, listos para proporcionarlas un buen regado. Déjalas unos días en ese lugar y dales su tiempo para aclimatarse en su nuevo hogar antes de situarlas en su lugar definitivo. Si en esos primero días notas que tus plantas pierden hojas o se vuelven amarillas, no te alarmes entra dentro de lo normal, en unos días recuperarán su color y forma habitual.

FILTRAR
REVISAR PRESUPUESTO