Una selección de obras de artistas vanguardistas del norte, centro y este de Europa, como la emblemática diseñadora Eileen Gray, se incorporan al discurso expositivo de la Colección Roberto Polo. El Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha completa de este modo la exposición de artes decorativas e iconos del diseño en la sede de Toledo.

 

Según palabras del actual director de la institución Rafael Sierra: “El discurso se ha ido adaptando a la propia fisionomía del edificio”. Como resultado, se ha constituido una colección dentro de las colecciones de Roberto Polo donde la silla, como paradigma de la historia del diseño, merece un lugar a parte ya que “reúne en su diseño todas las demás artes: arquitectura, pintura y escultura”, tal y como declaró Roberto Polo.

 

La colección, diseñada por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade, se articula siguiendo un orden cronológico en el que se aprecia la evolución del arte desde mediados del siglo XIX hasta hoy, en perfecto diálogo con la arquitectura andalusí y mudéjar del propio edificio.

 

Recientemente, en la sala 15 del Museo se ha confrontado la colección de sillas con dos modelos carismáticos del neerlandés Piet Hein Eek, pionero del diseño ecológico: una chaise longue en hierro reciclado y un colorista sillón de madera reciclada. Además, en el corredor sobre el claustro del antiguo Convento de Santa Fe, se ha instalado la cajonera curvilínea de Shiro Kuramata, una de las piezas más reproducidas del diseño industrial desde su creación en 1970. Junto a esta se muestra la cajonera Polo Cabinet de Piet Hein Eek, primera de una edición de dos encargadas por el propio coleccionista, cuya homónima se exhibe en la sede de Cuenca.

 

Para un trabajo de tal calibre en el que también se ha incorporado la lámpara futurista de un anónimo italiano referente del estilo de la época, el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha ha contado con SIT Spain para el transporte especial y montaje de estas obras.

FILTRAR
REVISAR PRESUPUESTO