+34 91 671 06 08

Año Nuevo en SIT

Unos días muy personales

 

Cada cual vive las fiestas a su manera. Muchos compaginaremos los reencuentros con el trabajo, las cenas con las prisas por cerrar el año. Pero, a pesar de ello, el ambiente de estos días en las oficinas, delegaciones, talleres y almacenes de SIT parece más distendido y menos acelerado. Hay mucho por hacer, porque siempre estamos al milímetro de nuestros encargos y no podemos parar la maquinaria, pero todo toma otro cariz. Un cariz que desde hace 57 años resurge sin que nadie sepa de dónde procede.

 

Hace algunos días pusimos el Belén a nuestra forma, con su pesebre en el interior de un camión. Todo está realizado con material de conservación por Antonio, quien dejó por un instante los papeles encima de la mesa para deleitarnos con sus habilidades. Ana se encargó de llamar a las clarisas de Trujillo y encargarles “no sé cuantos bizcochos” con los que cada departamento endulzará las mañanas de los más cercanos, aquellos que en nuestro día a día están al otro lado del teléfono y con los que intentaremos coincidir para departir y cambiar impresiones –porque siempre hay que saber escuchar para aprender y avanzar–. Los José Luis se encargaron de nuestro famoso calendario de visor azul que, por fin, salió de la imprenta. Así pasaremos los días hasta que, como es tradición, nos reunamos todo el equipo en el hangar para desayunar churros con chocolate sobre las mesas que, de diario, utilizamos para el montaje de exposiciones.

 

Y es que somos una gran familia de 191 trabajadores que compartimos miles de horas. Por lo que es normal que, al recapitular todo el esfuerzo hecho en 2017, no podamos hacer números sin acordarnos de quienes ya no están y de alegrarnos por quienes se han incorporado. Así como de desearos a todo una buena entrada de año y unas felices fiestas.

Entradas Relacionadas

Sorry, the comment form is closed at this time.