Sit Spain
Sit Spain

Mudarse al extranjero con niños es una aventura emocionante, pero también puede ser estresante. Si usted es un padre que se traslada a otro país, debe saber que la experiencia de cada miembro de la familia puede ser diferente. Echa un vistazo a algunos pasos que podrían ayudar a tus hijos a adaptarse a su nueva escuela en el extranjero.

Paso uno – llevarlo con calma

Lo más importante que puede hacer por su hijo es no precipitarse. Los niños necesitan tiempo para familiarizarse con su nuevo entorno, sobre todo si están en un país o una ciudad diferentes a los que han vivido antes. Recuerde que algunos niños tardan más que otros en adaptarse a nuevos colegios y países. Al mudarse al extranjero, su hijo puede tardar un tiempo en la escuela antes de sentirse lo suficientemente cómodo como para empezar a hacer amigos. El tiempo que tarde depende de cada niño y de sus rasgos de personalidad, así como de su capacidad de cambio.

 

Considera una colaboración

Es aconsejable asociarse con una empresa o un inversor local para la expansión internacional del negocio. Algunos lugares, como Dubai, requieren un socio local para poder hacer negocios sin problemas. O no. Esto también tiene otras ventajas. Las empresas locales conocen mejor el mercado. En su país, saben cuál es la mejor empresa a la que dirigirse si quieren contratar servicios de embalaje para ayudar a poner todos sus recursos en el transporte a una nueva oficina en el extranjero. Ni siquiera sabe qué empresas son de mala reputación y deben evitarse en su nueva ubicación.

Un socio local le permitirá ponerse en marcha desde el momento en que llegue.

Conectar con los padres de otros niños 

Siempre es una buena idea hablar con otros padres de niños de la clase de tu hijo. Aquí tienes algunas cosas que puedes aprender de ellos:

 

  • Cómo les va a sus hijos en el colegio y qué les parece. 
  • Si tienen algún consejo para ti sobre la educación general de tus hijos o sobre cómo es el colegio.
  • Actividades en las que podría participar tu hijo. Si los padres de un niño de la clase de tu hijo te recomiendan una actividad o una clase para tu hijo, ¡puedes inscribirlo de inmediato! Además, si todavía no habla muy bien el idioma local y necesita ayuda para saber qué actividades puede haber en la zona, hablar con otro padre puede ser muy útil.

Ayuda a tus hijos a adaptarse y evita que echen de menos su casa

Una vez instalados, una de las cosas más importantes es asegurarse de que su hijo tiene todo lo que necesita para sentirse como en casa. Al igual que significa tener a su disposición sus bocadillos y juguetes favoritos, también significa desempaquetar las pertenencias después de la mudanza. Las cosas y acciones familiares serán reconfortantes para ellos.

Se paciente cuando hagan amigos

Nunca se es demasiado mayor para hacer amigos, pero a veces puede ser un reto para su hijo hacer nuevos. Es posible que sus hijos sean tímidos al principio y no quieran salir de su zona de confort. Con el tiempo se acostumbrarán a su nuevo colegio y al país, así que déles tiempo para que se adapten.

Si no quieren relacionarse con otros estudiantes, no les obligue a hacer cosas que les hagan sentirse incómodos o inseguros. Siempre debes confiar en su juicio sobre este tipo de cosas. Pero si crees que el comportamiento de tu hijo tiene algún problema (como la depresión), pide consejo o apoyo a un profesor o consejero.

Dales su propio espacio

Dar a tus hijos espacio para explorar su nuevo entorno y cometer errores es esencial. Tras la mudanza, deja que conozcan a gente nueva, que jueguen con otros niños de su clase, que hagan amigos y que salgan con ellos después del colegio. Esto ayudará a tus hijos a adaptarse y a sentirse más cómodos en su nuevo entorno.

Dejar que tus hijos encuentren sus propios intereses es otra forma de ayudarles a adaptarse rápidamente a la vida en el extranjero. Por ejemplo, si les interesa la fotografía, permítales unirse a clubes o proyectos. Busque lugares que les permitan dedicarse a este interés a tiempo completo o parcial mientras están en casa o durante los descansos de la escuela (por ejemplo, las vacaciones de verano).

Fomentar la diversidad

A través de la diversidad aprendemos a apreciar y respetar a las personas de diferentes orígenes. Lo mejor sería que animara a su hijo a ser respetuoso con las diferencias de los demás. También es esencial que usted, como padre, entienda que la diferencia no significa necesariamente cosas malas o buenas de una persona. El niño debe aprender que un alumno puede ser diferente a usted en muchos aspectos, pero que esto no lo hace mejor o peor que él.

Puede explicarle cómo las personas proceden de distintos lugares del mundo y cómo estas diferencias nos hacen más fuertes cuando trabajamos juntos. Al final, su hijo se dará cuenta de que hay objetivos comunes, como aprender sobre las culturas de los demás mientras se trabaja para conseguir el éxito académico.

Considerar lo diferentes que son sus sentimientos

Los niños de hoy tienen una experiencia diferente a la que teníamos nosotros a su edad. Estarán en un país nuevo, rodeados de gente que no les es familiar, así que deben empezar a prepararse para vivir en el extranjero y comenzar a aprender el idioma y la cultura. Los padres deben reconocer que sus hijos no serán exactamente como los que dejaron en casa.

El primer paso para ayudar a sus hijos a adaptarse es aceptar que no podrán ser exactamente como eran en casa. Harán nuevos amigos, tendrán una experiencia escolar diferente y se enfrentarán a retos y expectativas diferentes a las de antes. Aceptar este hecho permite que tanto los padres como los hijos se sientan más cómodos con los cambios que se produzcan durante su periodo de transición en el extranjero, así como a lo largo de la vida en general (y más allá).

Hacer cosas juntos – como una familia

No puedes esperar que tus hijos manejen todas las situaciones por sí mismos, aunque crean que pueden hacerlo. A veces, como en el caso de la mudanza al extranjero, el cambio requerirá mucho más esfuerzo por su parte de lo que podría haber previsto. El traslado será estresante para tu hijo, aunque tú hagas todo el “trabajo duro”. Empaquetar, llamar a las empresas de mudanzas y hacer otros preparativos le quitará mucho tiempo, del que su hijo será consciente.

En esta situación, tendrá que dar un paso adelante e intentar pasar más tiempo con sus seres queridos. Los expertos de hansenbros.com sugieren dejar todo el trabajo duro en manos de profesionales en lugar de perder el tiempo empaquetando y preparando la mudanza. Con la ayuda de un profesional durante la mudanza, tendrá más tiempo para pasar con su familia y ayudar a sus hijos a adaptarse al traslado.

Conclusión

 

Mudarse al extranjero puede ser un gran shock para un niño. Por suerte, hay muchas maneras de ayudar a tus hijos a adaptarse a su nuevo colegio en el extranjero. Si tus hijos van a un colegio internacional, es un cambio importante para ellos. Puedes ayudarles dándoles tu apoyo y asegurándote de que tienen las herramientas necesarias. Asegúrate de que saben que siempre estarás ahí para ellos, incluso cuando las cosas se pongan difíciles.

¡Haz que los cambios sean más fáciles con SIT Spain! Te ayudamos a buscar el lugar perfecto para vivir con tu familia y los colegios perfectos para tus hijos. Poder desprenderse del papeleo y de la búsqueda de lugares hará que este proceso de mudanza sea muy fácil. 

 

 

 

 

 

Meta Descripción: ¿Su hijo se traslada al extranjero para empezar un nuevo curso escolar? A continuación te explicamos cómo puedes ayudar a tus hijos a adaptarse a su nuevo colegio en el extranjero.