Sit Spain
Sit Spain
4.6
Basado en 275 reseñas.
powered by Google
js_loader
Spain flag with the blue sky being the background.

Emprender una nueva etapa en la vida suele conllevar la emoción de mudarse a un nuevo hogar, explorar nuevos entornos y crear nuevos recuerdos. Sin embargo, durante la transición a su nuevo hogar, es fundamental no descuidar la seguridad y el bienestar de la vivienda que deja atrás. Una vivienda vacía, aunque sea temporalmente, puede convertirse en blanco de diversos riesgos, desde robos hasta problemas medioambientales imprevistos.

Para proteger su vivienda vacía tras una mudanza, siga estos pasos esenciales:

Avise a las personas adecuadas:

Antes de marcharte, informa a tus vecinos de tu mudanza y del tiempo que la casa estará vacía. De este modo, podrán vigilar la propiedad e informar de cualquier actividad sospechosa.

Asegure puertas y ventanas:

Asegúrese de que todas las puertas y ventanas están bien cerradas antes de salir. Considere la posibilidad de cambiar las cerraduras por otras más robustas, como cerrojos de seguridad, y refuerce los puntos de entrada con láminas o barras de seguridad. No te olvides del garaje: es un punto de entrada habitual para los ladrones.

Instale temporizadores para las luces:

Crea la ilusión de que hay alguien en casa instalando temporizadores para las luces. Prográmelas para que se enciendan y apaguen a horas diferentes e imiten la actividad normal. Esto puede disuadir a posibles ladrones en busca de objetivos fáciles.

Spain flag with the blue sky being the background.

Piense en un sistema de seguridad:

Invertir en un sistema de seguridad puede proporcionarle tranquilidad. Elige un sistema con capacidad de monitorización remota, para que puedas vigilar tu casa desocupada a través de tu smartphone. Coloca carteles que indiquen que la propiedad está protegida por un sistema de seguridad para disuadir a posibles amenazas.

Inspecciones periódicas:

Organice que alguien de confianza revise periódicamente la propiedad. De este modo, podrá detectar y resolver cualquier problema con prontitud y evitar que se convierta en un problema grave.

Proteger una vivienda vacía tras una mudanza requiere una combinación de medidas proactivas y vigilancia continua.

Si adopta estas medidas, podrá minimizar los riesgos asociados a dejar su propiedad desatendida y garantizar una transición fluida a su nuevo hogar sin contratiempos inesperados.

×