Hasta hace escasos tres meses poder movernos libremente dentro de la UE era algo que la mayoría de los europeos daban por supuesto. Pero las limitaciones impuestas para detener la transmisión del coronavirus han llevado al cierre de las fronteras interiores en gran parte de los territorios.

Con la mejora de la situación epidemiológica y las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, los países están rehabilitando poco a poco la libertad de circulación. Por ello, los diputados del Parlamento Europeo piden que el espacio sin pasaportes de Schengen vuelva a estar completamente activo cuanto antes.

Según la normativa de Schengen, los Estados miembros pueden habilitar controles fronterizos en sus limites interiores durante un tiempo determinado si existe una amenaza grave para el orden público o la seguridad interior, y deben notificar a la Comisión Europea el cierre de sus fronteras. De hecho, la Comisión ha elaborado recientemente un resumen de las restricciones nacionales aplicadas por país debido al COVID-19.

El esquema paulatino de levantamiento de las restricciones podría comenzar entre regiones o países con niveles epidémicos semejantes, aunque no debe haber discriminaciones por razón de la nacionalidad. El objetivo es que se acaben abriendo las fronteras de toda la UE para que se pueda viajar con normalidad y seguridad, ya sea por motivos profesionales o personales. Sin embargo, no existe un calendario establecido, ya que todo depende de la situación epidemiológica y de las decisiones de cada Estado miembro.

Los diputados del Parlamento Europeo están presionando para que se restablezca la libre circulación sin fronteras para las personas, los trabajadores, los bienes y los servicios en el espacio Schengen. Quieren que haya una mayor cooperación de la UE para garantizar que no se discrimine a ningún ciudadano de la UE. En esa línea, el Parlamento está preparando una resolución sobre la situación en el espacio Schengen, cuya votación en sesión plenaria está prevista para este mes de junio.

INFO EXTRA

El espacio Schengen consta de 26 países:

  • 22 de la UE: Bélgica, República Checa, Dinamarca, Alemania, Estonia, Grecia, España, Francia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, Países Bajos, Austria, Polonia, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia y Suecia.
  • 4 asociados: Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
FILTRAR
REVISAR PRESUPUESTO