+34 91 671 06 08

MOZAMBIQUE: TIERRA DE OPORTUNIDADES E INVERSIÓN

África está experimentando un gran crecimiento económico y demográfico, y de hecho, es valorada como el continente que liderará este crecimiento en los próximos 25 años.

Dentro de África, nos hemos permitido escoger Mozambique, debido a que es uno de los países que más afluencia está teniendo en los últimos años, en concreto debido a las grandes cantidades de reservas de minerales, carbón y gas, que se están empezando a explotar. Esto unido a que todavía posee un nivel de desarrollo limitado, está propiciando el desplazamiento de un gran número de empresas.

Muchas empresas están empezando a aprovechar la oportunidad africana, creando nuevas sedes y desplazando trabajadores a Mozambique, y para proporcionar una visión general de lo que puede suponer el proceso de inmigración, a continuación podéis encontrar los pasos básicos a dar para la obtención del correspondiente permiso de trabajo.

En primer lugar debemos tener en cuenta que es obligatorio la obtención de una visa ante el Consulado de Mozambique en España para la entrada al país, para la cual, es requisito imprescindible la previa aprobación del contrato de trabajo ante el Ministerio de Trabajo en Mozambique.

En segundo lugar, tres consideraciones a tener en cuenta:

– El permiso de trabajo y el de residencia se obtienen por separado, de manera que hasta que no se otorga el permiso de trabajo, no se puede optar al permiso de residencia.

– En Mozambique para acceder al permiso de trabajo, existe un sistema de cuotas, de manera que el estar “dentro de la cuota” significa que dependiendo del tamaño de la empresa, se permite al empleador tener un determinado porcentaje de expatriados, lo cual supone un proceso más sencillo. En el caso en el que la cuota esté cubierta, tendremos que aplicar a la vía de “fuera de la cuota”, lo cual no solo alargará considerablemente el trámite, sino que además, deberemos aportar bastante más información, a modo de documentación.

– Es importante tener en cuenta, que si nos encontramos en el supuesto de “fuera de la cuota”, también nos encontramos con dos diferenciaciones: permiso de trabajo y autorización de contrato de trabajo. Se deberá analizar detenidamente el perfil de los expatriados, para poder aplicar a uno u otro.

En tercer lugar, una vez que nos otorguen el permiso de trabajo correspondiente, aplicaremos para el permiso de residencia, denominado DIRE.

El equipo de SIT, formado por profesionales altamente cualificados, ayudará con sus servicios al empleado expatriado a llevar a cabo los trámites necesarios para obtener los permisos de trabajo y residencia.

m1

Sorry, the comment form is closed at this time.