+34 91 671 06 08

SIT en el aniversario del Museo Thyssen-Bornemisza

25 años de un traslado especial

 

En 1988 el Barón y la Baronesa Thyssen llegaron a un acuerdo con el Estado español para ceder durante 9 años y medio a la ciudad de Madrid una de las colecciones privadas más importantes de Europa. Este convenio se sustentaba en tres puntos que el Gobierno debía resolver: aportar un edificio acondicionado para la exhibición de la mayor parte del conjunto; formalizar legalmente el acuerdo con una institución que protegiera este legado; y hacerse cargo del traslado de las piezas artísticas con las mejores garantías de conservación.

 

Tres años más tarde, con motivo de la Capitalidad Europea de la Cultura, después de formalizarse el acuerdo con la creación de una fundación que llevaba el mismo nombre y tras una intensa transformación encargada al reconocido arquitecto Rafael Moneo, abrió sus puertas el Museo Thyssen-Bornemisza en el Palacio de Villahermosa. SIT se encargó del embalaje y transporte de la valiosa colección compuesta por 775 obras de los más prestigiosos artistas universales (Durero, Rafael, Tiziano, Rubens, Rembrandt, Caravaggio, Manet, Renoir, Cézanne, Van Gogh, Gauguin, Kandinsky, Picasso, Hopper, Rothko, etc.) desde Villa Favorita, en la localidad suiza de Lugano, hasta Madrid. El esfuerzo común realizado supuso llevar a buen puerto uno de los mayores traslados de obras de arte que se realizó a lo largo de todo el siglo XX

 

La buena marcha del museo supuso que en el verano de 1993 se llegase a un acuerdo definitivo de compra del grueso de las obras por parte del Estado. De tal manera que, a partir de entonces, formasen parte del patrimonio artístico español. Desde entonces hasta ahora han pasado 25 años en los que el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza se ha convertido en una referencia internacional y es visitado por cientos de miles de visitantes al año, de lo que desde SIT nos alegramos.

 

Entradas Relacionadas

Sorry, the comment form is closed at this time.