+34 91 671 06 08

SIT y las pinturas de El Paular

De cuando la serie pictórica de Vicente Carducho volvió al monasterio donde fue pintada

 

 

La llegada a España de las ideas de la Ilustración supuso el impulso de distintas desamortizaciones liberales que conllevaron la dispersión de un grueso importante del Patrimonio Histórico y Artístico eclesiástico. Entre otras realidades, en 1835 la legislación impuesta por Juan Álvarez Mendizábal obligó a exclaustrar el Monasterio de El Paular (Madrid) dejando a su suerte uno de los mejores conjuntos pictóricos de la Península que terminó siendo depositado en el .

 

La imposibilidad de mantener expuesta la serie al completo en el complejo del Museo del Prado conllevó su traslado a diferentes sedes de Madrid, La Coruña, Valladolid, Jaca, Burgos, Sevilla, Córdoba, Zamora, Tortosa y Poblet. En este periodo, desgraciadamente, los dos lienzos depositados en Tortosa desaparecieron durante la Guerra Civil. De manera que hubo que esperar hasta el 29 de julio de 2011 para ver nuevamente reunido en el claustro cartujo 52 de los 54 óleos  de la vida de san Bruno que Vicente Carducho compuso entre 1626 y 1632. Más de una década había tomado la labor de reunir, estudiar, restaurar los lienzos y rehabilitar el espacio por parte de la Dirección General de Bellas Artes y el Instituto de Patrimonio Cultural de España.

 

SIT fue la entidad encargada de finalizar este feliz proceso. Transportamos la serie completa desde los talleres del Museo del Prado hasta su emplazamiento definitivo, donde nuestros expertos –previo estudio de conservación y montaje– reubicaron las piezas en su emplazamiento definitivo, recuperándose  el orden y disposición original.

 

Este empeño dirigido por Leticia Ruiz, conservadora jefe de la restauración, supuso todo un ejemplo de recuperación patrimonial global, al restablecerse in situ uno de los sistemas iconográficos más completos del Barroco Naturalista español.

Entradas Relacionadas

Sorry, the comment form is closed at this time.